ENVÍOS 3,90€ - DEVOLUCIONES 30 DÍAS - PROYECTO TR[1]BE: PROTEGEMOS 10 ÁRBOLES CADA VEZ QUE NOS COMPRAS

Cómo funciona un reloj: Estética en movimiento

Agujas y esfera del Reloj de madera Insolent Modelo DENCH

 

 

Simplicidad ingeniosa para un funcionamiento complejo

No importa cuán complicado sea el reloj, las partes principales que hacen que el mecanismo funcione son prácticamente las mismas. Aunque parece muy complejo, el principio fundamental a la hora de comprender cómo funciona un reloj, es ingeniosamente simple.

 

 

¿Qué hace funcionar a un reloj?

 

La perfecta coordinación de todas sus piezas hace funcionar el reloj, claro. A todo este conjunto de piezas que componen el motor del reloj, se le llama movimiento o calibre. Un movimiento de reloj (conocido como "calibre") es el motor de un reloj que actúa como fuente de energía para hacer funcionar el reloj.

 

Los relojes pueden funcionar con una variedad de mecanismos diferentes. Cada uno de estos mecanismos, conocidos como movimientos de reloj, utiliza una tecnología diferente para mantener tu reloj en marcha con precisión.

 

¿Cuáles son movimientos de reloj más habituales?

 

Los tres tipos principales de movimiento de reloj que hacen que tu reloj te dé la hora precisa y sin retraso, son:

 

  • El movimiento mecánico-manual
  • El movimiento mecánico-automático
  • El movimiento de cuarzo.

Cada uno de ellos tiene su principio mecánico y sus piezas. Vamos a conocer cómo funcionan los relojes según sea su tipo de calibre o movimiento. Apasionante, ¿No crees?

 

¿Cómo funciona un reloj mecánico?

 

Un poco de historia sobre cuándo aparecieron los primeros relojes mecánicos

 

Vamos con un poco de historia. Los primeros relojes personales funcionaban con movimiento mecánico. Los pioneros de la relojería crearon intrincados relojes de bolsillo mecánicos, empleando una combinación de engranajes interconectados que giran a un ritmo preciso, para mantener el reloj en marcha con precisión. El relojero alemán Peter Henlein inventó el primer reloj mecánico en 1510.

 

Décadas después, llegaron los relojes automáticos, auténticas joyas también. En el movimiento automático el reloj aprovecha la energía de los movimientos de tu muñeca para funcionar y almacena esa energía en el resorte principal del reloj.

 

Lo anterior quiere decir que cuando te mueves, tu reloj se va cargando de energía para seguir funcionando, tu movimiento es su batería. A Abraham-Louis Perrelet se le atribuye la invención del primer reloj automático en 1776.

 

En definitiva, los movimientos de los relojes mecánicos pueden ser manuales o automáticos. Para entenderlo de una forma sencilla: dando cuerda al reloj (manual) o moviendo la muñeca (automático).

 

¿Qué diferencia a un reloj automático de un reloj manual?

 

Los movimientos manuales de los relojes necesitan que les demos cuerda con regularidad para que sigan funcionando. Todos sabemos que si a un reloj manual dejas de darle “cuerda”, se para.

 

 

En los movimientos automáticos, que también son movimientos mecánicos, una vez que le das cuerda por completo a tu reloj, puede mantener su cronometraje si lo usas con regularidad. Esto es, si tu reloj mecánico va contigo en la muñeca y tú te mueves. Este movimiento genera la energía que precisa para seguir funcionando.

 

Seguro que en una de tus visitas a un taller relojero has visto una pequeña máquina que gira como si fueran planetas y sus asteroides, y como parte del engranaje, un reloj que gira y gira en distintos movimientos (rotación y traslación). Son máquinas diseñadas para la carga de este tipo de relojes con movimiento automático.

 

Y para culminar, al final de la década de los 60 los relojes de cuarzo japoneses llegaron al mercado. Todo un salto en la tecnología de la relojería, son “eléctricos”, ya que funcionan con una pequeña batería de litio y no conocen el movimiento o calibre “mecánico”.

 

Cómo funciona un reloj de cuarzo

 

Hemos visto cómo funcionan los relojes mecánicos y ya sabemos que pueden ser mecanismos de reloj manuales o automáticos.

 

Ahora, volvemos a dar un salto en la historia y llegamos a los relojes de cuarzo. Aunque sus inicios datan de 1920, fue en la Navidad de 1969 cuando Seiko presentó su Quartz-Astron 35SQ, el primer reloj de cuarzo comercializado.

 

¿En qué se basa el movimiento de un reloj de cuarzo?

 

Un reloj de cuarzo se basa en una pequeña pila o batería (normalmente de litio) y una pieza de cuarzo, protegida por una lámina de metal, para funcionar de forma continuada.

 

Esto elimina la necesidad de que el usuario le dé cuerda o de que tenga que mover su muñeca para generar energía que haga mover las manecillas de reloj de forma precisa.

 

¿Qué hace funcionar a un reloj de cuarzo?

 

Estos relojes se mueven gracias a los impulsos generados por una pequeña pieza de cristal de cuarzo que transmite una señal electrónica. Esta señal pulsa a través de él, creando una vibración constante para que el cuarzo mida el tiempo.

 

Gracias a esta fantástica capacidad, los relojes de cuarzo son extremadamente precisos debido a la alta frecuencia en la que vibra el cuarzo. Será difícil que un reloj de cuarzo “se retrase” o se pare, salvo que se le acabe la pila o sus piezas estén deterioradas o presente un defecto en su fabricación.

 

 

Cómo diferenciar un funcionamiento mecánico de un funcionamiento de cuarzo

 

Seguramente, cuando adquiriste tu reloj sabrías si era mecánico o de cuarzo.

 

No obstante, en el caso de que lo desconozcas o simplemente te pique la curiosidad de cómo diferenciarlos a simple vista, te dejamos algunos detalles que sin duda te ayudarán a distinguirlos como si fueras un experto en relojes.

 

Mientras que los relojes con funcionamiento mecánico, sea manual (darle cuerda) o automático (movimiento de muñeca) usan un sistema de engranajes y un resorte enrollado para alimentar y transferir su energía, un reloj de cuarzo se enciende a través de una placa de circuito llamada "oscilador de cuarzo".

 

Esta energía generada de forma “eléctrica”, viaja a través de la placa de circuito hasta el microchip, desde donde carga todas las demás partes del reloj, incluidas las manecillas. A diferencia de la tecnología mecánica que hace que la manecilla de segundos se mueva en un movimiento de barrido, el movimiento de cuarzo generalmente se caracteriza por tic-tacs individuales.

 

Una forma sencilla de diferenciar un funcionamiento o movimiento de cuarzo de uno mecánico es mirar el segundero. En un reloj de cuarzo, la manecilla de segundos tiene un movimiento de tic-tac que se mueve una vez por segundo, mientras que los relojes mecánicos tienen un movimiento de segundos suave y amplio.

 

 

Qué tipo de movimiento de reloj elegir

 

Los diferentes tipos de movimientos de reloj requieren diferentes niveles de mantenimiento por parte del usuario del reloj. Además del diseño del reloj, su mecanismo puede suponer un símbolo diferenciador del estilo personal de quien lo lleva.

 

Un reloj no solo da la hora: es un complemento más que habla de ti y te hace sentir mejor. Como tus gafas de sol, esas buenas botas que te gusta calzar en invierno o la camiseta que te hace sentir tan especial en verano. Por lo tanto, su elección también es cuestión de gustos.

 

Pero más allá de su estética, cada tipo de calibre o movimiento que hace que tu reloj funcione, tiene sus ventajas y desventajas.

 

 

El especial mantenimiento de los relojes mecánicos

 

Los relojes mecánicos requieren de una mayor atención y de cierto mantenimiento por nuestra parte. Además de porque se les debe dar cuerda manualmente para seguir funcionando, sus mecanismos son más complejos y te demandarán más revisiones y visitas al relojero.

 

Aun así, muchos de ellos se consideran valiosas piezas de coleccionistas. Si te tropiezas con el reloj mecánico que llevó alguno de tus abuelos, no lo dudes, hazte con él. Sus diseños vintage son cada vez más demandados.

 

Si estás buscando un reloj con un sólido equilibrio entre tradición e innovación, vale la pena considerar un reloj automático. Combinan con éxito la apariencia clásica de los relojes manuales y la comodidad de los relojes de cuarzo para generar un producto que es tradicional pero moderno. Un buen reloj automático, de calidad, puede alcanzar un alto precio. Gusta a los que lo llevan porque se ven como relojes “de peso”, durables y únicos.

 

 

La sencillez de mantenimiento de los relojes de cuarzo

 

Pero si lo que necesitas es un reloj que sea fácil de mantener, el movimiento de cuarzo es el camino a seguir. Un reloj de cuarzo ofrece comodidad al usuario, lo que hace que agregar un gran reloj a tus complementos sea una tarea simple.

Los relojes con movimiento de cuarzo son los más rentables. No solo son más baratos debido al proceso de fabricación de baja intensidad, sino que también son más duraderos. Y dado que intervienen menos piezas móviles en su funcionamiento, hay menos posibilidades de que una de ellas se rompa y necesite reparación.

 

 

¿Interesado en un reloj de cuarzo con estilo?

 

Te proponemos los siguientes modelos, que unen lo casual con un aire deportivo. Modelos de contrastes, donde la última tecnología del cuarzo se une al vintage eterno de la madera.

 

  • Reloj Insolent Modelo "Trew Zebrano". Siéntete un argonauta con este reloj inspirado en grandes aventureros, con acabados en madera y latón envejecido. Atento al tiempo, con sus tres esferas añadidas tienes accesible información de segundos, minutos e incluso formato 24 horas.   

 Reloj modelo TREW ZEBRANO de Insolent

 

  • Reloj Insolent Modelo "Melrose Sweet". Un modelo que mezcla acero con madera de ébano, nogal o arce. Su caja rosada y las formas sutiles en su esfera reflejan un aire totalmente delicado, femenino y lleno de nostalgia. Con la precisión del mecanismo de cuarzo de Miyota siempre a punto.

 

 Vista Frontal del Reloj Insolent modelo Melrose Sweet

 

  • Reloj Insolent Modelo "Zerg". Nuestro reloj con mecanismo de cuarzo Miyota de esfera en tonos oscuros para combinar con un estilo clásico y su correa entrelazada en tonos de madera natural. Y si lo que buscas es medir el tiempo, Zerg lo tiene todo: …..  

 

Reloj Insolent Modelo ZERG sobre piedra de granito

 

  • Reloj Insolent Gloom Blue. Doble zona horaria para viajeros en el tiempo con olor a sándalo y diseño minimalista. Si no te gusta lo excesivo y prefieres un estilo “menos es más”, Gloom es tu reloj. Y el mecanismo de cuarzo Miyota tu precisión.

 

Presentación del Reloj GLOOM BLUE en caja de bambú

 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados